lunes, 20 de mayo de 2019

Plan Humanista para Carabanchel en las elecciones municipales y de la Comunidad de Madrid


Democracia directa
El Partido Humanista plantea, frente a la centralización y concentración del poder, su descentralización hasta la base social, los barrios y vecindarios. Para ello plantea algunos mecanismos que serían de fácil aplicación.
Carmen Correa y Susana Sánchez, candidatas del PH a la Comunidad de Madrid
Concejal del distrito
Proponemos que la figura del concejal del distrito sea elegido directamente por los vecinos de Carabanchel, y no que venga impuesto por el municipio. Hay que descentralizar el poder hasta que llegue a los barrios y vecindarios y un distrito con tanta población como el nuestro merece tener su representación elegida directamente por vecinas y vecinos. Claro que el concejal debería estar sujeto al control por parte de los electores, que podrían revocarlo si no cumple las promesas por las que fue electo.
Referéndums decisorios
Existen hoy días medios tecnológicos para que en el distrito los vecinos y vecinas sean consultados respecto a temas relevantes que afectan a todos, tales como las prioridades en el gasto, las decisiones sobre inversiones, etc. Proponemos que se implementen referéndums decisorios sobre estos temas.
Foro vecinal
Todos los asuntos que afecten a Carabanchel competen a todas y todos sus habitantes, y deberían ser tratados en un Foro vecinal abierto y diverso, donde se exprese la diversidad del distrito y puedan participar todos.
Arturo Viloria, candidato al Ayuntamiento de Madrid

Salud, educación y servicios sociales
Para el Partido Humanista, la prioridad es la salud, la educación, la vivienda y las condiciones de vida dignas para toda la población. La gestión de la Comunidad autónoma,  Ayuntamiento y Junta de Distrito debe orientarse a garantizar salud y educación públicas, gratuitas y de calidad, vivienda y asistencia a los más vulnerables. Vivimos en una  una sociedad de enormes desigualdades, donde unos pocos tienen acceso a servicios de calidad y otros no llegan a solucionar lo más básico. La acción del Ayuntamiento y Comunidad de Madrid puede compensar estas desigualdades y construir un distrito de Carabanchel donde exista una real  igualdad de oportunidades para todos, lo que incluye que los vecinos y vecinas del distrito no tengan peores servicios o infraestructuras que los distritos más ricos de Madrid, como sucede en la actualidad.


Presentaciones de nuestro documental sobre el abuso de los psicofármacos en los niños y adolescentes

Plan vecinal humanista
Para ello es necesario elaborar un plan de acción que dé respuesta a las carencias y necesidades que deben atenderse, para lo cual será necesario con el personal médico, docente y de servicios sociales que trabaja en los centros educativos, médicos y de servicios sociales de Carabanchel.
En particular detectamos que la infancia, las personas mayores y las mujeres, especialmente las que tienen hijos a su cargo son los colectivos que mas duramente han sido golpeadas por la crisis y se encuentran en situación de emergencia social. En concreto en el caso de los niños, los humanistas de Carabanchel hemos denunciado el problema de la malnutrición infantil en el distrito y el del abuso de psicofármacos que con el pretexto de diagnósticos mas que dudosos intentan tapar situaciones que revelan  una crisis social aguda.

Por ello el plan humanista vecinal debería incluir el fortalecimiento del sistema público de salud y educación, que los gobiernos de la derecha han llevado hasta su colapso mientras han favorecido los centros privados, que en definitiva asumen que sanidad y educación son nichos de negocio y oportunidad para lucrarse. Algunas medidas urgentes son:

 Comunidad de Madrid
1)      Ampliación de las ayudas de comedor para hogares con un solo progenitor, en su mayoría mujeres, que en caso de no tener estas ayudas sufren enormes dificultades para tener alguna oportunidad laboral.
2)      Incremento del presupuesto de los colegios públicos, que permita incrementar el número de profesores de apoyo para los colectivos que lo necesitan.  También los centros públicos de enseñanza deberían retomar sus propias cocinas, elaborando sus propios menús en vez de subcontratar empresas de catering.
3)      Construcción urgente de los centros de salud de Comillas, Abrantes y Quince de Mayo, prometidos desde hace años por el Gobierno de la Comunidad y de los que todavía no se han iniciado las obras.
4)      Prolongación de la línea 11 de metro hasta Atocha o a conexión con la línea 5, que facilitaría las comunicaciones a los vecinos y vecinas de Carabanchel Alto.
5)      Descuento a familias numerosas o monoparentales del 50 por ciento en los precios de las instalaciones de la Comunidad
Presentando firmas de protesta por las eliminación de las becas de comedor

Ayuntamiento y Junta de Distrito de Carabanchel

1)      Desarrollo de un plan de medicina preventiva que priorice los hábitos saludables como mejor medio para mantener y mejorar la salud de los habitantes de Carabanchel.
2)      Mayor dotación de recursos para servicios sociales, sobrepasados en el momento actual. Simplificación de los trámites para pedir las ayudas. Promoción del voluntariado y de las iniciativas vecinales para el apoyo mutuo o el acompañamiento de personas mayores, clubes deportivos, asociaciones culturales, etc.
3)      Accesibilidad y disponibilidad para todos de los centros culturales del distrito, que a menudo están infrautilizados, para las iniciativas de colectivos del distrito (jóvenes, inmigrantes, AMPAS, etc,)
4)      Promoción del reciclaje de todo tipo de residuos, con planes mas ambiciosos y mejores y mas numerosos puntos limpios y contenedores, de manera que todos los vecinos puedan reciclar.
5)      Creación de un Parque de viviendas públicas para emergencias sociales en el distrito.
6)      Creación de una empresa municipal de electricidad que nos permita salir del monopolio abusivo de las empresas eléctricas
7)      Creación de una banca pública municipal sin fines de lucro que compita con la banca privada  y que apoye los proyectos socialmente beneficiosos para la población
8)      Reparación de las aceras y calzadas del distrito, que dificultan especialmente a los colectivos con dificultades de movilidad una fácil circulación por nuestras calles.
9)       Mejora de la situación de parques y jardines del distrito, a los que a menudo no se atreven a ir muchos niños y niñas por su peligrosidad.
10)  Mejora de la limpieza de las calles y parques, que incluye campañas de concienciación sobre la suciedad que los propios vecinos generamos y que podemos evitar.
Juan Cerrada, candidato al Ayuntamiento de Madrid

Es evidente que éstas y otras medidas no podrán llevarse adelante sin el empuje decidido de los vecinos y vecinas de Carabanchel, La historia de Carabanchel y la de Madrid tienen para los humanistas una dirección, humanizar el barrio y hacer que sus habitantes sean cada vez más libres y felices, superando las situaciones de violencia y discriminación que hasta hoy sufrimos.
Muchas generaciones de gentes consiguieron lo que antes no había. A ellas les agradecemos la sanidad y colegios públicos, el asfaltado de las calles, los parques e instalaciones municipales, los transportes públicos de calidad, y hasta ese cálido sentimiento de acogida que hace que aquí nadie sea extranjero. Hoy tenemos un barrio muy rico humanamente, diversidad de culturas, etnias y religiones. La verbena de la Paloma convive con ritmos tropicales y el flamenco se mezcla con el rap.  Si cuidamos y mejoramos los vínculos entre sus vecinos,  la convergencia de esta gran diversidad puede anticipar el nacimiento de una nueva nación humana universal.

domingo, 21 de abril de 2019

La elección humanista: nada por encima del ser humano y ningún ser humano por debajo de otro

Una vez más, desde que se fundara en el año 1984, el Partido Humanista concurre a las próximas elecciones que se celebrarán el 28 de abril, allá donde ha conseguido los avales que exige la ley electoral, tras la reforma del año 2011. Con el eslogan ‘Nada por encima del ser humano y ningún ser humano por encima de otro’, se sintetizan unas propuestas políticas y sociales que la formación ha defendido históricamente y que están orientadas a producir un verdadero cambio desde la metodología de la no violencia.
Vivimos en una época muy ruidosa. Los políticos gesticulan y teatralizan sus proclamas intentando destacar sobre el ruido de fondo. A menudo enfatizando en parcialidades que poco tienen que ver con los temas importantes para la mayoría de la gente. En muchos casos, machacando una y otra vez la mentira. Hasta que se convierte en “verdad”.
El vacío que deja la caída de un sistema fracasado intentan llenarlo con contenidos del pasado más tenebroso. Este proceso y estas fuerzas “antihumanistas” fueron definidas en el Documento del Movimiento Humanista: “a medida que las fuerzas que moviliza el gran capital van asfixiando a los pueblos, surgen posturas incoherentes que comienzan a fortalecerse al explotar ese malestar canalizándolo hacia falsos culpables. En la base de estos neofascismos está una profunda negación de los valores humanos”.
Es valiente lanzarse a sobrepasar los viejos modelos y no agarrarse a ellos ante el temor a lo desconocido. Es necesario abrir paso a lo nuevo, el ser humano ha crecido y los ropajes de ayer son hoy ataduras. Hoy, la única dirección coherente posible es revolucionar el mundo abriéndolo a las aspiraciones de la gran diversidad humana.
El Partido Humanista pone por delante la cuestión del trabajo frente al gran capital; la cuestión de la democracia real frente a la democracia formal; la cuestión de la descentralización, frente a la centralización; la cuestión de la antidiscriminación, frente a la discriminación; la cuestión de la libertad frente a la opresión; la cuestión del sentido de la vida, frente a la resignación, la complicidad y el absurdo.
Humanismo o antihumanismo. Será lo que la gente decida, no solo con el voto, también con nuestras acciones, proyectos y aspiraciones.
Nada por encima del ser humano y ningún ser humano por debajo de otro. Vota Partido Humanista.

viernes, 7 de diciembre de 2018

No-violencia y toma de consciencia

Hace 230 años el filósofo Emmanuel Kant escribía: el principio de la apercepción es el más elevado de todo el conocimiento humano. No soy filósofo pero lo que dice este gran pensador resuena con mi experiencia. Esta cuestión de la apercepción es fundamental para la no-violencia.

Este acto de conciencia de sí, simultáneo a la conciencia de la percepción, es lo que permite establecer una distancia entre uno y el mundo y también entre uno y sus propios pensamientos y emociones, creencias, juicios de valores, miedos, frustraciones, resentimientos, deseos de venganza, y también entre uno y sus enfermizos de riqueza y de poder… es decir entre uno y lo que corre peligro de acabar en la violencia y la destrucción. Este acto de la conciencia de "darse cuenta" permite el acto no-violento intencional.

Permite resistir a la violencia y a la propia violencia, de canalizarla o de rechazarla, sea la que se recibe o la que se inflige a otros. Este "darse cuenta" apareció con la conciencia existente en el primero homo-sapiens. Es decir, ya desde el origentenemos la capacidad de decir Sí o No a la violencia.


Esta capacidad de elección "nos condena a ser libre" decía Jean-Paul Sartre. Pues, el hecho de poder elegir nos hace libres. Alguien dirá: "entonces si yo elijo ser violento, soy libre". ¡Quizás! pero esta libertad elimina la de otros, lo que es encadenarse y eso no es libertad. Es por esto por lo que decimos que la no-violencia cumple también la función social de desencadenarse del sufrimiento.

Hoy estamos frente a este Sí y a este No, frente a esta elección: violencia o no-violencia. Esto puede parecer simplista, pero podemos decir que el mundo hoy esta fragmentado en dos intenciones, la de la no-violencia y la de la violencia, o la noexistencia decía Martin Luther King. Entonces, hay un mundo que pretende mantenernos en paz, pero con violencia, con las armas, siempre más armas, y con una espada de Damocles nuclear puesta en nuestras cabezas que puede en solo 4 minutos hacer desaparecer todo en este planeta.

 Este mundo pretende actuar por la paz, pero esta sobrepasado, desbordado por las violencias que el mismo genera: violencias físicas, económicas, raciales, religiosas, sexuales, psicológicas, institucionales. No solamente este mundo genera estas violencias, pero además quiere resolverlas de nuevo con la violencia; ¡un círculo cerrado! Omnipresente, la violencia se ha normalizado y legitimado hasta considerarla como natural. ¡A menudo, en este mundo, la violencia es la solución, no un problema… y esto es un problema! En este mundo la no-violencia no existe, se ignora o se desacredita. Evidentemente, porque no es útil para este mundo orientado por una lógica violenta. 

Pero, en este mundo: ¿dónde está la conciencia? ¿en qué estado se encuentra la conciencia? ¿existe? ¡Si, existe!... y empieza a manifestarse con fuerza. Hoy otro mundo aparece en lo cual las conciencias se comunican; nadie está aislado. Una conciencia colectiva planetaria está surgiendo que muestra que frente a la violencia hay también la posibilidad de no-violencia. Violencia y no-violencia son ambas caras de la misma pieza. Cuando hay violencia hay siempre y necesariamente la posibilidad de soluciones no-violentas. Pero todavía no hemos adquirido esta gimnasia mental que consiste en considerar sistemáticamente la posibilidad de noviolencia cuando hay violencia. No digo que esto sea fácil, pero se aprende, así como la violencia se aprende como lo confirmo la Unesco en 1989, luego la Organización Mundial por la Salud en 2013. La no-violencia se aprende. Ella se cultiva por la reconciliación con otros y la reconciliación con uno-mismo. ¿Cómo puedo pretender que el mundo cambia si no limpio mi propia casa al mismo tiempo?

Termino con una cita de Víktor Frankl, que, después de haber sobrevivido a 3 años de campos de concentración nazis, inventó la logoterapia que apunta a iluminar el sentido de la vida: "la libertad del hombre consiste simple y únicamente en elegir entre dos posibilidades: escuchar su conciencia o no hacer caso de sus advertencias". Les agradezco su atención y concluyo confirmando que adhiero a la Marcha Mundial por la paz y la no-violencia porque me parece que, en lugar de crear muros como se hace actualmente, son puentes los que hay que crear entre los seres humanos, entre las culturas, entre las diferencias, puentes entre las conciencias.

Philippe Moal

domingo, 14 de octubre de 2018

Hablemos de desarme : presentación en la casa del barrio

Humanistas de Carabanchel presenta: 

un corto sobre la importancia de la paz y la no violencia en el momento actual


(Proyección del corto y intercambio entre los participantes)
Casa del Barrio de Carabanchel Avenida de Carabanchel Alto, 64
Jueves 25 de octubre a las 20.30 (Entrada libre)

sábado, 29 de septiembre de 2018

2 de octubre, dia de la no violencia. Hablemos de desarme



En sintonia con la celebración del nacimiento de Gandhi, 2 de octubre, día internacional de la no-violencia, el colectivo Humanistas de Carabanchel ha presentado el cortometraje ”Hablemos del desarme”, en el que se plantea la necesidad de considerar urgentementeel tema de la paz y la no violencia en la situación actual. El corto se basa en la intervención de Silo, Mario Luis Rodríguez Cobos, en la Cumbre de Premios Nobel de la Paz en Berlín. Está estructurado por una sucesión de escenas con personajes y situaciones cotidianas que a través de las conversaciones y la exposición de ideas de los protagonistas hacen un análisis y un diagnóstico sobre el desarme y la no violencia.              
Es conocida la amenaza que las armas nucleares suponen para la humanidad. Pero aunque  solo se plantea en toda su crudeza en los medios de comunicación cuando las crisis coyunturales se manifiestan, los indicadores delatan una situación cada vez más peligrosa. El gasto militar crece, y ha llegado a los niveles más altos de la guerra fría;  los conflictos bélicos se extienden sin control y la pobreza y discriminación alcanzan a enormes conjuntos humanos. La sombra de la guerra nuclear se proyecta en este mundo alterado y violento, sacudido por crisis financieras cada vez más imprevisibles.  

Por otro lado, en  nuestro país, los gobiernos de distinto signo que se han sucedido nos han colocado en una situación muy comprometida. Las armas aquí producidas se utilizan en genocidios como el de Yemen. La industria armamentista ha aprovechado su presencia en el Ministerio de Defensa a través del ministro Morenés. En la base de Rota se estacionan de manera permanente  misiles y buques de guerra que forman parte de la agresiva estrategia de los Estados Unidos hacia Rusia, Oriente Medio y Norte de África. Mientras, la OTAN, de la que España forma parte, se perfila cada vez más como una organización belicista y pro armamentista. Hasta la fecha, ninguno de los estados que forman parte de ella ha rubricado el Tratado Internacional de Prohibición de Armas Nucleares, suscrito en las Naciones Unidas por más de 120 países y que por primera vez ofrece una esperanza para conseguir un mundo libre de armas nucleares. Todo esto sin hacer mucho ruido, quizá porque ya existe un mayoritario sentimiento de rechazo hacia las guerras al que los gobiernos no quieren despertar.  

El audiovisual producido por Humanistas de Carabanchel  plantea que para conseguir el desmantelamiento de los arsenales y el fin de las guerras, es necesaria la aparición de una conciencia no violenta, capaz de rechazar la violencia en todas sus expresiones (racial, religiosa, económica, psicológica y de género). La presión social es indispensable para cambiar la peligrosa dirección que toman los acontecimientos. Una conciencia no violenta arraigada en las poblaciones constituiría una fuerza moral capaz de cuestionar y rechazar los viejos códigos de la violencia que hasta hoy se exhiben impúdicamente. Por ello, el cortometraje hace hincapié en que cada persona tiene la posibilidad y a responsabilidad de impulsar esta actitud en ella misma y en los ámbitos cercanos de los que forma parte. Existen en la historia ejemplos de metodología de la no violencia  en los que inspirarse, que fueron capaces de transformar situaciones.

Hoy, aniversario de Mahatma Gandhi es día para rememorarlos. Os invitamos a verlo y a participar de ese necesario diálogo.

lunes, 10 de septiembre de 2018

¡Hablemos del desarme! -¿urgente?, -si, si, ¡urgentísimo!


El equipo Humanistas de Carabanchel ha producido un nuevo cortometraje, Hablemos del desarme, en el que se propone el desarme como el tema principal a considerar en la situación actual.

             Es conocida la amenaza que las armas nucleares suponen para todo el planeta, de alguna manera está copresente en las poblaciones. Sin embargo, solo se plantea en toda su crudeza en los medios de comunicación cuando algunas crisis puntuales se manifiestan.

Pero los indicadores son cada vez más peligrosos: el gasto militar creciente, los conflictos bélicos que se extienden y las crisis financieras hacen que sea más factible la catástrofe de la guerra nuclear y la catástrofe ecológica que implicaría.

A pesar de que ya existe en el planeta un mayoritario sentimiento de rechazo hacia las guerras, el cortometraje plantea que es necesaria la aparición de una conciencia no violenta, capaz de rechazar la violencia en todas sus expresiones (racial, religiosa, económica, psicológica y de género) para que la presión social modifique la peligrosa dirección que toman los acontecimientos.

El desarme, para ser eficaz e irreversible, necesita de un apoyo que opere desde la conciencia de millones de personas, necesita la fuerza de la no violencia, una fuerza moral capaz de cuestionar y rechazar los viejos códigos de la violencia que hasta hoy se exhiben impúdicamente.

El corto, inspirado en la intervención de Silo, Mario Luis Rodríguez Cobos, en la Cumbre de Premios Nobel de la Paz en Berlín, contiene una serie de escenas con personajes y situaciones que aparentemente no tienen nada que ver, pero que en conjunto hacen un análisis y un diagnóstico sobre el desarme y la no violencia.

El corto se estrenará en el Parque Toledo, coincidiendo con el Encuentro Estacional de Otoños, el 22 de septiembre,  a partir de las 18.00, con la presencia de su director, Antonio Martínez, y de gran parte del equipo técnico y artístico.