domingo, 14 de octubre de 2018

Hablemos de desarme : presentación en la casa del barrio

Humanistas de Carabanchel presenta: 

un corto sobre la importancia de la paz y la no violencia en el momento actual


(Proyección del corto y intercambio entre los participantes)
Casa del Barrio de Carabanchel Avenida de Carabanchel Alto, 64
Jueves 25 de octubre a las 20.30 (Entrada libre)

sábado, 29 de septiembre de 2018

2 de octubre, dia de la no violencia. Hablemos de desarme



En sintonia con la celebración del nacimiento de Gandhi, 2 de octubre, día internacional de la no-violencia, el colectivo Humanistas de Carabanchel ha presentado el cortometraje ”Hablemos del desarme”, en el que se plantea la necesidad de considerar urgentementeel tema de la paz y la no violencia en la situación actual. El corto se basa en la intervención de Silo, Mario Luis Rodríguez Cobos, en la Cumbre de Premios Nobel de la Paz en Berlín. Está estructurado por una sucesión de escenas con personajes y situaciones cotidianas que a través de las conversaciones y la exposición de ideas de los protagonistas hacen un análisis y un diagnóstico sobre el desarme y la no violencia.              
Es conocida la amenaza que las armas nucleares suponen para la humanidad. Pero aunque  solo se plantea en toda su crudeza en los medios de comunicación cuando las crisis coyunturales se manifiestan, los indicadores delatan una situación cada vez más peligrosa. El gasto militar crece, y ha llegado a los niveles más altos de la guerra fría;  los conflictos bélicos se extienden sin control y la pobreza y discriminación alcanzan a enormes conjuntos humanos. La sombra de la guerra nuclear se proyecta en este mundo alterado y violento, sacudido por crisis financieras cada vez más imprevisibles.  

Por otro lado, en  nuestro país, los gobiernos de distinto signo que se han sucedido nos han colocado en una situación muy comprometida. Las armas aquí producidas se utilizan en genocidios como el de Yemen. La industria armamentista ha aprovechado su presencia en el Ministerio de Defensa a través del ministro Morenés. En la base de Rota se estacionan de manera permanente  misiles y buques de guerra que forman parte de la agresiva estrategia de los Estados Unidos hacia Rusia, Oriente Medio y Norte de África. Mientras, la OTAN, de la que España forma parte, se perfila cada vez más como una organización belicista y pro armamentista. Hasta la fecha, ninguno de los estados que forman parte de ella ha rubricado el Tratado Internacional de Prohibición de Armas Nucleares, suscrito en las Naciones Unidas por más de 120 países y que por primera vez ofrece una esperanza para conseguir un mundo libre de armas nucleares. Todo esto sin hacer mucho ruido, quizá porque ya existe un mayoritario sentimiento de rechazo hacia las guerras al que los gobiernos no quieren despertar.  

El audiovisual producido por Humanistas de Carabanchel  plantea que para conseguir el desmantelamiento de los arsenales y el fin de las guerras, es necesaria la aparición de una conciencia no violenta, capaz de rechazar la violencia en todas sus expresiones (racial, religiosa, económica, psicológica y de género). La presión social es indispensable para cambiar la peligrosa dirección que toman los acontecimientos. Una conciencia no violenta arraigada en las poblaciones constituiría una fuerza moral capaz de cuestionar y rechazar los viejos códigos de la violencia que hasta hoy se exhiben impúdicamente. Por ello, el cortometraje hace hincapié en que cada persona tiene la posibilidad y a responsabilidad de impulsar esta actitud en ella misma y en los ámbitos cercanos de los que forma parte. Existen en la historia ejemplos de metodología de la no violencia  en los que inspirarse, que fueron capaces de transformar situaciones.

Hoy, aniversario de Mahatma Gandhi es día para rememorarlos. Os invitamos a verlo y a participar de ese necesario diálogo.

lunes, 10 de septiembre de 2018

¡Hablemos del desarme! -¿urgente?, -si, si, ¡urgentísimo!


El equipo Humanistas de Carabanchel ha producido un nuevo cortometraje, Hablemos del desarme, en el que se propone el desarme como el tema principal a considerar en la situación actual.

             Es conocida la amenaza que las armas nucleares suponen para todo el planeta, de alguna manera está copresente en las poblaciones. Sin embargo, solo se plantea en toda su crudeza en los medios de comunicación cuando algunas crisis puntuales se manifiestan.

Pero los indicadores son cada vez más peligrosos: el gasto militar creciente, los conflictos bélicos que se extienden y las crisis financieras hacen que sea más factible la catástrofe de la guerra nuclear y la catástrofe ecológica que implicaría.

A pesar de que ya existe en el planeta un mayoritario sentimiento de rechazo hacia las guerras, el cortometraje plantea que es necesaria la aparición de una conciencia no violenta, capaz de rechazar la violencia en todas sus expresiones (racial, religiosa, económica, psicológica y de género) para que la presión social modifique la peligrosa dirección que toman los acontecimientos.

El desarme, para ser eficaz e irreversible, necesita de un apoyo que opere desde la conciencia de millones de personas, necesita la fuerza de la no violencia, una fuerza moral capaz de cuestionar y rechazar los viejos códigos de la violencia que hasta hoy se exhiben impúdicamente.

El corto, inspirado en la intervención de Silo, Mario Luis Rodríguez Cobos, en la Cumbre de Premios Nobel de la Paz en Berlín, contiene una serie de escenas con personajes y situaciones que aparentemente no tienen nada que ver, pero que en conjunto hacen un análisis y un diagnóstico sobre el desarme y la no violencia.

El corto se estrenará en el Parque Toledo, coincidiendo con el Encuentro Estacional de Otoños, el 22 de septiembre,  a partir de las 18.00, con la presencia de su director, Antonio Martínez, y de gran parte del equipo técnico y artístico.


lunes, 5 de marzo de 2018

El Partido Humanista apoya la huelga de mujeres que se celebrará internacionalmente el 8 de marzo

Madrid, 3 de marzo de 2018. El día 8 de marzo celebramos el Día Internacional de las Mujeres. Este año, la organización NosotrasParamos, creada por miles de mujeres de 35 países diferentes, ha convocado un paro internacional de mujeres para ese día. España es uno de los países que se suma a la propuesta de huelga de mujeres, que se ha venido organizando por la Comisión 8M, y que está planteada como un paro en cuatro ámbitos: laboral, estudiantil, cuidados y consumo. El Partido Humanista apoya esta iniciativa que busca dar visibilidad al aporte de las mujeres y hacer un llamado a la lucha contra la discriminación y la violencia que se ejerce contra las mujeres en distintos ámbitos.El Partido Humanista apoya la huelga de mujeres que se celebrará internacionalmente el 8 de marzo

En este contexto de celebración, el Partido Humanista quiere agradecer el aporte que han hecho y hacen las mujeres a favor del avance social. Las mujeres han impulsado muchos de los grandes cambios sociales y es innegable su contribución al arte, la ciencia, la cultura, la política, la educación o la medicina, aportes que generalmente se obvian y se esconden tras el velo de la negación y la censura. Esta invisibilidad y las distintas formas de discriminación a las que se enfrentan se enraízan en una construcción social histórica que está derrumbándose.
A los poderosos de este sistema económico y social inhumano les sobra la gente y muy especialmente, les sobran los jóvenes, las mujeres y los inmigrantes. Es un sistema que usa la violencia, la discriminación y la desigualdad para perpetuarse. Desde la óptica de este sistema, jamás encontraremos una solución.
Este momento histórico, en donde parecen imponerse la violencia, la amenaza, el atropello, la arbitrariedad y la sinrazón, exige un cambio de actitud en la sociedad, en la cultura, en la educación y en las relaciones interpersonales, para converger en la diversidad y construir una sociedad que ubique al ser humano como el valor central y que propicie la igualdad de derechos y de oportunidades.
Efectivamente, esto no es algo que puedan hacer solas las mujeres, es una lucha de mujeres y hombres valientes complementándose y aportando sus mejores cualidades en una dirección humanista, que busque la transformación de un sistema que ha fracasado. No es cosa de bandos, ni de simples mejoras dentro del actual sistema, se trata de un cambio profundo y revolucionario.
Partido Humanista Internacional de España
www.partidohumanista.es – www.partidohumanistainternacional.org

sábado, 3 de febrero de 2018

Las personas no son ilegales, pedirles los “papeles” por criterios de raza o etnia si lo es




 Hemos tenido noticia de que en varios pueblos de Ciudad Real la policía está identificando y deteniendo a personas tomando como criterio el de la pertenencia a un grupo racial. Como integrantes del Partido Humanista denunciamos que este tipo de acción es discriminatoria, irresponsable y atenta contra los Derechos Humanos.  Pedimos con urgencia que terminen estas actuaciones y se restaure la convivencia, el respeto y la igualdad de trato para todas y todos.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, suscrita por la mayoría de los países, incluida España,  proclama que no se puede discriminar a una persona por su raza o su etnia.
Este principio ha sido replicado en numerosos tratados internacionales, de la Unión Europea, e incluso en la Constitución española de 1978.  Hasta la Ley de Seguridad Ciudadana, manifiesta que en la práctica de la identificación se respetará el principio de no discriminación. Sin embargo, en muchos pueblos y ciudades, la policía está identificando y deteniendo a cientos de personas sin más motivo que “parecer” de aspecto magrebí o africano. No importa que no esté haciendo algo extraño, tal vez solo le han sorprendido haciendo la compra, o en la parada del autobús, o tomando el aire sentado en un parque. Una forma de vestir diferente o unos rasgos étnicos determinados han sido proclamados “sospechosos”.


Estamos todavía muy lejos de que se cumpla el principio de no discriminación, no solo porque los Estados no lo aplican, sino porque numerosos medios de comunicación y también líderes  políticos o de opinión se afanan en fomentar lo opuesto, es decir la discriminación.

Pero no hay que olvidar lo sucedido en Europa o en cualquier parte del mundo, cuando se han exacerbado las divisiones en las poblaciones por criterios étnicos o raciales. La consecuencia inmediata del incremento de la discriminación es el inexorable aumento de todas las formas de violencia (explotación y abusos económicos, violencia física y psicológica, etc.)  Acciones que potencian la discriminación, por parte del Estado en general o de las fuerzas de seguridad en particular, nos parecen una grave irresponsabilidad.

Es una peligrosa injusticia criminalizar la comunidad de inmigrantes procedentes del Magreb, que siente cada día estar estigmatizada por el mero hecho de tener unos rasgos étnicos o raciales.

Estamos lejos de una comprensión  de lo humano que capte que es la intencionalidad  y la dirección a la que se aspira lo que nos define como seres humanos; y no todo lo que no hemos elegido, como el lugar de nacimiento.

Esta incomprensión permite que estas actuaciones sean consideradas socialmente algo “normal”. Porque la violencia y la discriminación están normalizadas, y más cuando es el Ministerio del Interior quien las promueve y ejecuta.

Pero aunque los derechos humanos no se cumplan, y a muchos les parezca que son solo unas palabras escritas en un papel sin significado real,  la población sabe que se están violando esos derechos. Y si sabemos que se violan es porque los derechos humanos ya están actuando desde el futuro  y marcan una dirección a seguir.  Cuanto antes las poblaciones escuchen y amplifiquen esa señal, y presionen para que hagan efectivos antes resolveremos los graves conflictos que hoy nos amenazan a todas y todos.