domingo, 29 de octubre de 2017

Sobre los bandos

«No importa en qué bando te hayan puesto los acontecimientos; lo que importa es que comprendas que tú no has elegido ningún bando».

Aquí no se explica que haya que abandonar todo bando. Aquí se sugiere considerar la posición en que uno se encuentra, como resultado de factores ajenos a la propia elección; factores educacionales, de ambiente, etc. Tal actitud hace retroceder el fanatismo, al tiempo que permite comprender los bandos o las posiciones que asumen otras personas. Evidentemente, esta forma de considerar el problema de los bandos contribuye a la libertad de la mente y tiende un puente fraterno, hacia las demás personas aun cuando éstas no coincidan con mis ideas, o aparentemente se opongan a mis ideas. 
Este Principio, al tiempo que reconoce la falta de libertad en las situaciones que uno no ha construido, afirma la libertad de negar las oposiciones si son parte de las mismas situaciones. En otras palabras: yo no he decidido ser alto o bajo; gordo o delgado y si esa condición está acompañada de oposiciones a otros que tampoco eligieron su bando, tengo libertad para negar esa oposición. Yo no inventé a los altos, a los bajos, a los gordos o a los delgados, por tanto niego toda oposición responsable.

Veamos sobre esto, una antigua enseñanza: 
Los enemigos de Jesús decidieron ponerlo en dificultades presentándole dos posibilidades, de tal modo que eligiendo una, quedara en mala posición frente a la otra. 
Se acercaron a el y dijeron: " Maestro, sabemos que eres amador de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios y que no te inclinas por nadie, ya que no tienes acepción de persona de hombres. Dinos pues que te parece? Es lícito dar tributo a Cesar o el tributo debe ser para el culto religioso?". Mas Jesús, entendida la malicia de ellos, les dijo: "Porque me tentáis, hipócritas? Mostradme la moneda del tributo". 

Y ellos le presentaron un denario. Entonces les dijo:" De quien es esta figura?" 
Díjole: "De Cesar". 
Y díjoles:" Pagad pues a Cesar lo que es de Cesar y a Dios lo que es de Dios". 
Oyendo esto, sus enemigos se confundieron y dejándole, se fueron. 

viernes, 22 de septiembre de 2017

La guerra es un desastre

La creciente escalada de amenazas entre Estados Unidos y Corea del Norte ha vuelto a despertar los temores de un posible conflicto nuclear. Posibilidad, en realidad, que nunca desapareció, porque la mezquindad de los gobernantes y la codicia del gran capital no ha dejado de especular con la guerra. Las empresas fabricantes de armas obtuvieron durante los primeros meses del mandato de Donald Trump unos beneficios de 69.000 millones de euros, al tiempo que la cotización de sus acciones en bolsa se disparaba. Los analistas financieros adelantan, además, que 2018 puede ser el año en el que las empresas armamentísticas alcancen cifras de récord en cuanto a ganancias. Hay cerca de 40 conflictos armados en el planeta. La mayoría alejados de los grandes focos de la información, olvidados, pero que suman cada día sus muertos a una lista macabra. Las armas que alimentan esas guerras son fabricadas en países que con una descarada hipocresía se autodenominan defensores de los derechos humanos, entre los que se encuentra España, séptimo exportador mundial de armamento.
Es imposible avanzar hacia una cultura de la no violencia que aleje la amenaza de un gran conflicto nuclear capaz de acabar con la vida en este planeta, si no detiene esta escalada irracional que beneficia a unos pocos. Los humanistas denunciamos a las empresas fabricantes de armas, a los gobiernos cómplices y a las entidades financieras que las respaldan y exigimos:  Desarme nuclear inmediato y total  Retirada de las tropas invasoras  Devolver los territorios ocupados  Desarme convencional progresivo  Renuncia de la guerra como método para resolver conflictos Toda política que no vaya encaminada hacia la consecución de estos objetivos está apostando por el beneficio y la muerte. Y de nada valdrán sus buenas palabras o grandilocuentes declaraciones de intenciones serán cómplices de la guerra y contrarias a la evolución humana. HACIA UNA CULTURA DE LA NO VIOLENCIA Hoy son innumerables ejemplos que hablan de un mundo enfermo de violencia. Y no nos referimos únicamente al hecho armado de la guerra, aunque la amenaza un conflicto nuclear vuelva a ocupar portadas por la escalada de amenazas entre Estados Unidos y Corea del Norte. Todos podemos sentir esa violencia cotidiana que se expresa en millones de personas excluídas y obligadas a vivir en la pobreza, en los ataques contra las mujeres, en la discriminación por motivos religiosos o étnicos, en la presión que se vive o en la persecución a que son sometidos todos aquellos que no actúan siguiendo los preceptos marcados por los “guardianes de la moral”.
Para los humanistas la violencia es la expresión de un sistema cruel, que coloca otros valores por encima del ser humano, y que deberá ser superado para dar un necesario salto evolutivo en nuestra especie. Nos movilizamos hacia aquello que defiende la vida, y rechazamos lo que se encamina hacia la muerte. Somos violentos cuando vemos en el otro un para mí, que sirve a mis intereses o que utilizamos para descargar nuestras tensiones o frustraciones; y comenzamos a practicar la no violencia cuando reconocemos lo humano en el otro. Cuando vemos un ser con nuestros mismos miedos, esperanzas y contradicciones, pero capaz de superarlos para construir juntos. Sabemos que somos muchos los que aspiramos a ese otro mundo sin violencia que permitirá avanzar hacia una Nación Humana Universal. Por eso os invitamos a que celebréis con nosotros el próximo 2 de octubre, declarado por las Naciones Unidas como día internacional de la no violencia, para expresar juntos la necesidad de una nueva cultura de la no violencia activa.

lunes, 31 de julio de 2017

Entrevista en Radio Internacional


Recientemente el programa de Radio Internacional "El mundo del consumo", entrevistó a Juan Cerrada, miembro del equipo humanistas de Carabanchel.

La entrevista se centró en la campaña de sensibilización sobre el peligro del incremento de consumo de psicofármacos entre niños y adolescentes y la expansión del diagnóstico del TDAH.

Aquí podéis escuchar el audio de la entrevista:
https://drive.google.com/file/d/0B7gWDTS5CUoCcGpPM2hxT1owcEU/view?usp=sharing

lunes, 17 de julio de 2017

El guía interno



1.    ¿Quién es tan admirado por ti que quisieras haber sido él?
2.    Preguntaré más suavemente. ¿Quién te es ejemplar, de tal manera que desees incorporar en ti algunas de sus particulares virtudes?
3.    ¿Acaso alguna vez, en tu pesar o confusión, has apelado al recuerdo de alguien que, existente o no, acudió como reconfortante imagen?
4.    Estoy hablando de particulares modelos a los que podemos llamar “guías” internos, que a veces coinciden con personas externas.
5.    Esos modelos que quisiste seguir desde pequeño fueron cambiando solamente en la capa más externa de tu diario sentir.
6.    He visto cómo los niños juegan y hablan con sus imaginarios compañeros y sus guías. También he visto a las gentes de distintas edades, conectar con ellos en oraciones hechas con sincera unción.
7.    Cuanto más fuertemente se hicieron las llamadas, desde más lejos acudieron estos guías que trajeron la mejor señal. Por ello supe que los guías más profundos son los más poderosos. Sin embargo, solamente una gran necesidad puede despertarlos de su letargo milenario.
8.    Un modelo de ese tipo “posee” tres importantes atributos: fuerza, sabiduría y bondad.
9.    Si quieres saber más de ti mismo observa qué características tienen aquellos hombres o mujeres que admiras. Y repara en que las cualidades que más aprecias de ellos obran en la configuración de tus guías internos. Considera que, aunque tu referencia inicial haya desaparecido con el tiempo, en tu interior quedará una “huella” que seguirá motivándote hacia el paisaje externo.
10.  Y si quieres saber cómo se interpenetran las culturas estudia además del modo de producción de objetos, el modo de difusión de los modelos.
11.  Importa pues que dirijas tu atención a las mejores cualidades de las demás personas porque impulsarás hacia el mundo lo que hayas terminado de configurar en ti.

(del Paisaje Interno -  Silo)

sábado, 15 de julio de 2017

Como llega al diagnóstico de TEA y de TDAH un niño con cociente intelectual alto y como sale de él


Hemos recibido una completa y detallada descripción de una madre que relata como su hijo pasó a ser diagnosticado de TEA y de TDAH y como ella se opuso a que lo medicaran, el acoso que sufrieron, tanto el niño como los padres, y como ayudaron a  su hijo a mejorar sus problemas de atención a través de la nutrición.

Se trata de una historia en que su hijo no encontró demasiado apoyo en las instituciones sanitarias y educativas, que presionaron siempre a la medicación sin indagar en las causas que motivaron el comportamiento del niño.

Es la experiencia de una familia en la que puede que muchas otras se vean reflejadas y que puede ayudar a otros a buscar nuevas soluciones

Como es muy extenso, podeis pinchar aqui para leer o descargar el pdf:


miércoles, 12 de julio de 2017

Sobre los bandos

«No importa en qué bando te hayan puesto los acontecimientos; lo que importa es que comprendas que tú no has elegido ningún bando».

Aquí no se explica que haya que abandonar todo bando. Aquí se sugiere considerar la posición en que uno se encuentra, como resultado de factores ajenos a la propia elección; factores educacionales, de ambiente, etc. Tal actitud hace retroceder el fanatismo, al tiempo que permite comprender los bandos o las posiciones que asumen otras personas. Evidentemente, esta forma de considerar el problema de los bandos contribuye a la libertad de la mente y tiende un puente fraterno, hacia las demás personas aun cuando éstas no coincidan con mis ideas, o aparentemente se opongan a mis ideas. 
Este Principio, al tiempo que reconoce la falta de libertad en las situaciones que uno no ha construido, afirma la libertad de negar las oposiciones si son parte de las mismas situaciones. En otras palabras: yo no he decidido ser alto o bajo; gordo o delgado y si esa condición está acompañada de oposiciones a otros que tampoco eligieron su bando, tengo libertad para negar esa oposición. Yo no inventé a los altos, a los bajos, a los gordos o a los delgados, por tanto niego toda oposición responsable.
Veamos sobre esto, una antigua enseñanza: Los enemigos de Jesús decidieron ponerlo en dificultades presentándole dos posibilidades, de tal modo que eligiendo una, quedara en mala posición frente a la otra. Se acercaron a el y dijeron: " Maestro, sabemos que eres amador de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios y que no te inclinas por nadie, ya que no tienes acepción de persona de hombres. Dinos pues que te parece? Es lícito dar tributo a Cesar o el tributo debe ser para el culto religioso?". Mas Jesús, entendida la malicia de ellos, les dijo: "Porque me tentáis, hipócritas? Mostradme la moneda del tributo". 
Y ellos le presentaron un denario. Entonces les dijo:" De quien es esta figura?" Díjole: "De Cesar". Y díjoles:" Pagad pues a Cesar lo que es de Cesar y a Dios lo que es de Dios". Oyendo esto, sus enemigos se confundieron y dejándole, se fueron.