martes, 9 de abril de 2013

Nada por encima del ser humano


El sistema en el que hoy vivimos ha puesto al dinero por encima de todo, llevando a una desigualdad social creciente, que en cualquier momento va a explotar, y al absurdo de la vida personal, por poner la vida de las personas, violentamente..., al servicio de un falso dios. ¡Esta es la raíz de todos los problemas que hoy sufrimos! Es necesario un cambio de fondo, revolucionario, dando vuelta todo y poniendo al ser humano como valor y preocupación principal. Para que todo en la sociedad: la economía, la política, la educación, la cultura, la ciencia, la tecnología, sea puesto, definitivamente, en función de mejorar las condiciones de vida de TODA la gente y que la vida personal gane un sentido verdadero, dando futuro y esperanza a nuestra existencia de todos los días.