viernes, 11 de enero de 2013

Los gobiernos preparan la guerra, los pueblos quieren la paz


Existen recursos económicos y tecnológicos suficientes para cubrir las necesidades básicas de toda la población en el planeta. Con el gasto militar se resolverían de sobra. ¿Cómo justificar que mientras recortan los gastos imprescindibles en educación y salud, el gasto militar aumenta? ¿Cómo es que países agobiados por la deuda tienen que asumir la carga de nuevas adquisiciones de armamento impuestas por los propios países acreedores? ¿Qué clase de democracia es ésta, que sin consultar al pueblo envía tropas a países que son bombardeados, ocupados o intervenidos, y acepta una base de misiles  en su territorio? ¿Cómo pueden afirmar que las guerras protegen a las poblaciones cuando se retransmite por la televisión el asesinato y el genocidio?La nueva carrera armentística demuestra que los poderes fácticos no están dispuestos a escuchar a las poblaciones. Ellos, los poderosos, están preparando la guerra, desoyendo el clamor de los pueblos que quieren la paz. Y si las mentiras alimentadas y propagadas por sus medios de comunicación no son suficientes, utilizarán otras formas de violencia.

Los humanistas priorizamos la denuncia y la sensibilización de toda la población respecto a estos temas fundamentales que pretenden silenciar


Miembros del PH ante el Congreso de los Diputados protestando por la instalación en Rota del Escudo anitimisiles (compuesto por misiles y barcos de guerra de los EEUU)